viernes, 7 de abril de 2017

El talud del Bernasconi era natural

Muchas veces, me han preguntado como se hizo el terraplén sobre el que descansa la impresionante estructura del Instituto Felix Fernando Bernasconi. Y resulta para todos sorprendente cuando le decimos que era un promontorio natural sobre el bañado, calado por el cauce del Riachuelo en sus crecidas, sobre el cual se instalara originalmente la Quinta de Francisco Facundo Moreno, Padre del Perito.


Si observamos el plano de líneas de igual altura de la Ciudad de Buenos Aires (Fig 1) observamos que la elevación correspondiente al Bernasconi, se eleva 36 metros sobre el nivel 0 del Riachuelo, mientras que a solo 100 metros hacia el bañado, (actual Rondeau) la línea de nivel baja a 20 metros, o sea marca un desnivel de +16 metros. La situación es similar hacia el Oeste (léase calle Deán Funes) y en cambio es casi plana hacia el Noreste en los bordes de Catamarca y Brasil. (Figura 2)
Pero para confirmar que ese promontorio era preexistente a toda construcción, recurrimos al plano de Sourdeaux , elaborado entre 1848 y 1852, que hemos coloreado y resaltado (Fig. 3) y que puede ampliarse para ver los detalles


Allí aparece claramente como una elevación bajo la propiedad de Carrega, coronando un punto elevado sobre el bañado, de forma casi circular, que hasta nos hace pensar si no será el sitio donde Mendoza fundara la primera Buenos Aires.
Ya comprada por los Moreno, la quinta mostraba una pendiente importante vista desde el acceso por la avenida Caseros (fig. 4)


En el período final de dominio de los Moreno, se instala (1909) un horno de ladrillos denominado "La Americana" de propiedad de la familia, en el predio que luego acuparía el Bernasconi, tomando la tierra de la manzana donde hoy se encuentra la Maternidad Sardá para elaborar los ladrillos, dejando importantes pozos y sendas internas como muestra la foto (fig. 5), bajando notoriamente el nivel desde la calle (hoy Esteban de Luca,) hasta Deán Funes.

Tomado ya el predio en dos de sus hectáreas para construir el Instituto Felix Fernando Bernasconi, por el Consejo Nacional de Educación (del que Francisco Pascasio era Vicepresidente) en 1917-1918, el Arquitecto Waldorp al diseñarlo, mantiene el plano de Planta Baja apenas por encima del nivel de terreno sobre Pedro Echagúe (hoy Cátulo Castillo) elaborando un acceso casi a nivel por esa calle, a medio terraplén, el acceso principal por Catamarca (con dos rampas vehiculares que no se efectuaron) y un escarpado acceso por escaleras por Rondeau, como lo marca la planta de su autoría de fig. 6. y la fachada principal.


En su inauguración (Marzo de 1929) el terraplén sobre Rondeau, en la publicación de La Prensa, y la foto AGN, muestran que aún no se había efectuado su  perfilado y parquización, que recién se iba a hacer en 1933, por proyecto del Concejal Dr. Genaro Giacobini.Ver fig. 7.y 8


Hoy luce espectacular, llegar de día o de noche por Esteban de Luca o Catamarca a Rondeau, y admirar la impresionante presencia de este Palacio Educativo, sobre el terraplén natural, cuyo origen todavía puede guardar algún secreto, para las nuevas generaciones, sin que desentone en magnificencia, su frente por Cátulo Castillo..

Investigación de: Ing. Manuel Vila (Abril de 2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario